Recibió las aguas bautismales en la Iglesia Parroquial de san Pedro de su pueblo a los ocho días de su nacimiento. Estudió en el Seminario de san Cecilio de Granada, donde se doctoró en Teología. Recibió el presbiterado en 1891, a los veinticuatro años.

En 1917, además de sus clases en el Seminario de Baeza, tomó posesión de una canonjía en la Catedral de la Asunción de Jaén. Allí tuvo como compañero de coro a san Pedro Poveda Castroverde. El beato Obispo don Manuel Basulto Jiménez le confío diversas misiones por entonces.

El Rey don Alfonso XIII, el quince de mayo de 1923, lo nombró Canónigo Arcipreste de la Catedral almeriense. En Almería desempeñó varios oficios, especialmente los concernientes a la bendición del monumento del Sagrado Corazón en 1927.

Don Manuel Román González contaba que: « Se preocupó siempre de la formación de niños y jóvenes. Vivía en la plaza de Flores, en un bloque de varios vecinos, que le respetaban y le querían. Trataron de salvarle e incluso alguno quiso valerse de su influencia en aquella situación política, para que no fuese detenido. »

Aunque trataron de refugiarlo al inicio de la Persecución Religiosa, fue detenido y pasó por varias prisiones. La noche de la Inmaculada de 1936, junto al siervo de Dios don Rafael Román Donaire, recibió el martirio en la misma prisión del Ingenio. Tenía sesenta y nueve años.

Pin It