LOGO01

Nacido en la marinera villa de tierras murcianas, fue bautizado en su Iglesia Parroquial de san Antonio de Padua a los dos días de su nacimiento. Su vocación al sacerdocio la comenzó en el Seminario de Murcia en 1897, pasando después por el Seminario de Barcelona y concluyendo sus estudios en el Seminario de Almería.

Ordenado presbítero el cuatro de agosto de 1912 en la capilla de san Indalecio de la catedral de Almería, desde el año anterior era Sochantre del templo catedralicio al que sirvió durante once años. Además de este oficio, fue capellán de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados desde 1914 y de las Hermanitas de los Pobres desde 1916. Además, fue Prefecto de disciplina del Sínodo Diocesano de 1929. Ese mismo año fue nombrado Vicesecretario de la Junta Directiva de la Asociación de la Buena Prensa.

Íntimo amigo del siervo de Dios don Francisco Roda Rodríguez, el amigo de éste recuerda que: « era una persona íntegra y en defensa de la Religión, en varias ocasiones se enfrentó en el Paseo del Príncipe con los integrantes de la horda roja, manifestando que cuanto más persiguieran la sotana, más se honraría en llevarla. »

En julio de 1936, en el ardor de la Persecución Religiosa, fue detenido ante su madre en su propia casa. Don Manuel Román recuerda que: «Fue especialmente molestado en su cautiverio, en la prisión, hasta el martirio, que aceptó heroicamente. Su vida siempre fue de gran dignidad y ejemplaridad sacerdotal. Sencillo, con la austeridad como norma. Su cadáver apareció en el pozo de la Lagarta, presentaba huellas de serias torturas. » Cincuenta años de edad tenía al ser martirizado.

Pin It